Estereograma

Este módulo opera sobre la matriz de profundidades de la escena que generan los módulos de perspectivas. Se pueden producir estereogramas con dos resoluciones: 1024×768, que permite inspeccionar el resultado en planilla y 2048×1536, ésta resolución permite la generación de archivos tipo “mapa de bits” para su posterior edición.

Sus posibilidades de utilización en la enseñanza:

-Para el futuro ingeniero de informática: posibilita, con poco gasto de energía y tiempo, programar diversa transformación y proyecciones y comprobar los resultados en pantalla. Con una buena orientación docente, se puede aprender a diferenciar los distintos tipos de proyecciones y la fluencia de cada parámetro, así como también incursionar sobre base ya establecida, en el apasionante campo de las transformaciones esterada.

-Para el futuro diseñador: permite experimentar en la generación de cuerpos sus transformaciones, intersecciones, proyecciones y estereopsis y además, a partir de los funcionamientos observados en la pantalla, escribir pseudo –que los explique e incrementar modificaciones sencillas mediante un lenguaje de programación visual-.

Los Estereogramas son imágenes especiales que permiten obtener una ilusión de visión de profundidad, en tres dimensiones y no requieren ningún equipamiento adicional. Su secreto reside en la capacidad estereoscópica de la visión, es decir, la capacidad de que los ojos capten imágenes desde perspectivas diferentes. Las diferencias entre las dos imágenes son interpretadas por el cerebro de forma que se consigue la sensación de tridimensionalidad. Si miramos al plano de la imagen directamente, sólo veremos una textura plana. La imagen virtual se forma cuando los ojos se concentran detrás del plano de la imagen.

Como nuestros ojos no están acostumbrados a hacer semejante cosa (ellos tienden naturalmente a converger sobre la imagen), se requiere un poco de paciencia para aprender a verlos. Algunas personas los ven casi instantáneamente, a otros les lleva horas y otros no los pueden ver nunca. Una vez que el sistema visual aprende la técnica, las imágenes se ven sin esfuerzo.

 Utilizando estereogramas se pueden presentar imágenes tridimensionales de gran tamaño. Desde un punto de vista teórico, el tamaño de los mismos puede ser ilimitado.

 Cuando se visualiza la imagen tridimensional, esta aparece como una forma que ocupa casi todo el dibujo y con un volumen bien apreciable, cuyo color y textura superficiales coinciden con la de los motivos que componen la imagen bidimensional, no guardando relación con la imagen real de la escena representada.

“III Congreso Iberoamericano de Gráfica Digital”
Salón Azul dela IntendenciaMunicipalde Montevideo.
29-30 de Septiembre-1 Octubre de 1999- Montevideo, Uruguay.
Capítulo: “Utilización de un programa didáctico para la formación de desarrolladores, arquitectos, ingenieros y diseñadores”
Arq. José Enrique Ibáñez
Colaboración: Laura Santos